Gatos

¿Qué es el manejo respetuoso?

Aunque forman parte de nuestras vidas desde hace siglos, todavía desconocemos mucho sobre ellos como mascotas.

Son cazadores, territoriales e independientes, pero fieles y amorosos también, por eso, desde la clínica intentamos ganarnos su confianza mediante el manejo FEAR FREE, respetando sus ritmos y espacios y ofreciendo premios y juegos que les inviten a conocer nuestro espacio y permitir una exploración sin miedos.

El manejo Fear Free se basa en el abordaje considerado, mediante la preparación de la visita desde casa, atendiendo al lenguaje corporal para detectar signos de MAE (miedo, ansiedad o estrés), proporcionando suelos y superficies antideslizantes para dar seguridad, acompañando mediante sonidos suaves, olores relajantes y feromonas, premiando antes, durante y después de los procedimientos y tratándolos mediante gradiente táctil ganando su confianza y colaboración.

Siempre se debe valorar si el procedimiento es imprescindible o podemos llegar al mismo fin de una manera más indirecta si el paciente sufre MAE. Si es imprescindible, se debe preparar la visita de manera que sea lo más suave posible y valorar incluso el uso de fármacos para una visita más tranquila.


¿Cuáles son nuestras obligaciones como propietarios?

  • Identificación mediante microchip
  • Vacunación antirrábica anual recomendable
  • Tratamiento frente al Ecchinococcus al menos una vez al año (desparasitación)
  • Revisión veterinaria anual
  • Registro en el censo municipal
  • Solicitar núcleo zoológico para la tenencia de más de 5 mascotas (puedes consultarnos los pasos a seguir para obtener la regularización)

¿Qué necesidades tienen nuestros gatos?

Gatos dormidos abrazados

Cazar, descansar, tener acceso al agua en cualquier esquina, rascar, trepar y observar desde las alturas, higiene y, sobre todo, su espacio.

En casas con varios gatos siempre se recomienda tener al menos un arenero por gato y uno extra si es posible, varios comederos y que no estén unidos al bebedero.

Para el descanso, juego, comida, bebida e higiene se recomienda disponer de un espacio independiente para cada necesidad.

Esto, además del uso de feromonas si se requiere, evita muchos problemas de convivencia.

En las revisiones anuales hacemos hincapié en la auscultación, palpación de ganglios, revisión de oídos, ojos, dientes, uñas y piel para detectar alteraciones que pudieran sugerir alguna enfermedad.


¿Cuál es nuestra pauta de vacunación?

Las pautas de vacunación se ajustan a cada paciente, según sus necesidades, actividad y entorno en el que vive. Se siguen las directrices de vacunación de la Asociación Mundial de Veterinarios de Pequeños Animales –> https://wsava.org/wp-content/uploads/2020/01/WSAVA-vaccination-guidelines-2015-Spanish.pdf

  • Vacunación anual/trienal frente panleucopenia, rinotraquitis y calicivirus
  • Vacunación trienal/septenal frente a leucemia felina
  • Vacunación frente a Chlamydia en colectividades

Antes de iniciar la pauta de vacunación se debe realizar el test de leucemia e inmunodeficiencia, dos enfermedades víricas graves y frecuentes.

La vacunación antirrábica es obligatoria con carácter anual en algunas comunidades, en otras solo recomendable.

En cachorros se suele iniciar la pauta sobre las 8 semanas de edad para finalizarla con las 16 semanas cumplidas. De esta manera se garantiza que los anticuerpos maternales no interfieren en la inmunidad del cachorro.


¿Contra qué debemos desparasitar?

Las pautas de desparasitación también se ajustan según las necesidades y el entorno de cada paciente. Recomendamos:

  • Tratamiento obligatorio anual frente al Echinococcus (gusano plano) que puede causar en las personas enfermedades graves provocadas por el quiste hidatídico.
  • Tratamiento periódico contra otros gusanos planos/tenias y gusanos redondos.
  • Análisis de heces anual para la prevención de la giardiosis, ya que puede transmitirse a las personas y los antiparasitarios habituales no la cubren.
  • Protección frente a parásitos externos («mosquitos», pulgas y garrapatas) TODO EL AÑO ya que transmiten enfermedades graves a nuestras mascotas.
  • Los ácaros pueden ser causantes de graves problemas de piel por lo que se requieren revisiones veterinarias para su detección.