Perros

¿Qué es el manejo respetuoso?

Perro relajado en consulta

Su bienestar lo es todo para nosotros, por eso, al menos una vez al año deben venir a consulta para su revisión anual y la administración de las vacunas que correspondan.

Nos importan mucho y por ello practicamos el manejo FEAR FREE a la hora de atenderlos, invitándolos a disfrutar de juegos, mimos y chuches para que se sientan cómodos antes, durante y después de la visita.

El manejo Fear Free se basa en el abordaje considerado, mediante la preparación de la visita desde casa, atendiendo al lenguaje corporal para detectar signos de MAE (miedo, ansiedad o estrés), proporcionando suelos y superficies antideslizantes para dar seguridad, acompañando mediante sonidos suaves, olores relajantes y feromonas, premiando antes, durante y después de los procedimientos y tratándolos mediante gradiente táctil ganando su confianza y colaboración.

Siempre se debe valorar si el procedimiento es imprescindible o podemos llegar al mismo fin de una manera indirecta cuando hay signos de MAE. Si es imprescindible, se debe preparar la visita de manera que sea lo más suave posible y en los casos más críticos se puede valorar incluso el uso de fármacos para una visita más tranquila, por supuesto, nunca perjudiciales para nuestros bichos.


¿Cuáles son nuestras obligaciones como propietarios?

  • Identificación mediante microchip
  • Vacunación antirrábica anual
  • Tratamiento frente al Ecchinococcus al menos una vez al año (desparasitación)
  • Revisión veterinaria anual
  • Seguro de responsabilidad civil
  • Registro en el censo del municipio
  • Solicitar núcleo zoológico para la tenencia de más de 5 mascotas (puedes consultarnos los pasos a seguir para obtener la regularización)


¿Qué necesidades tienen nuestros perros?

Necesitan disfrutar de los paseos, jugar con otros perros y derretirse con nuestros mimos.

En cada etapa de su vida requerirán unos cuidados específicos u otros, desde adiestramiento o socialización a rutinas y ejercicios específicos para enriquecer sus mentes y darles seguridad.

En las revisiones anuales hacemos hincapié en la auscultación, palpación de ganglios, revisión de oídos, ojos, dientes, uñas, piel y vaciado de sacos anales (sí, has leído bien) para detectar alteraciones que pudieran sugerir alguna enfermedad.


¿Cuál es nuestra pauta de vacunación?

Las pautas de vacunación se ajustan a cada paciente, según sus necesidades, actividad y entorno en el que vive. Se siguen las directrices de vacunación de la Asociación Mundial de Veterinarios de Pequeños Animales -> https://wsava.org/wp-content/uploads/2020/01/WSAVA-vaccination-guidelines-2015-Spanish.pdf

  • Vacunación trienal frente a parvovirosis, moquillo y hepatitis
  • Vacunación antirrábica obligatoria anual
  • Leptospirosis anual
  • Parainfluenza y bordetella (dos de los agentes implicados en la tos de la perrera o traqueobronquitis)
  • Leishmaniosis (enfermedad del mosquito)
  • Dirofilaria (enfermedad del gusano del corazón)

En cachorros se suele iniciar la pauta sobre las 8 semanas de edad para finalizarla con las 16 semanas cumplidas. De esta manera se garantiza que los anticuerpos maternales no interfieren en la inmunidad del cachorro.

Estamos en una zona endémica de la leishmaniosis canina (la enfermedad del mosquito) para la cual, además de pipetas y collares antiparasitarios que protegen frente al mosquito flebótomo, existe también una vacuna con un 70% de eficacia en su prevención. Recomendamos testar anualmente a nuestras mascotas para la detección precoz de esta enfermedad.

La dirofilariosis canina (enfermedad del gusano del corazón) es una enfermedad “nueva” en la cuenca del Henares, pero que ha llegado pisando fuerte y para ello también existen tratamientos tanto orales como inyectados. Hasta hace poco, solo se protegían frente a esta enfermedad los perros que viajaran a zonas de playa, pero ya tenemos casos autóctonos, con perros enfermos que nunca han viajado a la playa. Es una enfermedad que, de forma similar a la leishmania, se transmite también por un mosquito.


¿Contra qué debemos desparasitar?

Las pautas de desparasitación también se ajustan según las necesidades y el entorno de cada paciente. Recomendamos:

  • Tratamiento obligatorio anual frente al Echinococcus (gusano plano) que puede causar en las personas enfermedades graves provocadas por el quiste hidatídico.
  • Tratamiento periódico contra otros gusanos planos/tenias y gusanos redondos.
  • Análisis de heces anual para la prevención de la giardiosis, ya que puede transmitirse a las personas y los antiparasitarios habituales no la cubren.
  • Protección frente a parásitos externos («mosquitos», pulgas y garrapatas) TODO EL AÑO ya que transmiten enfermedades graves a nuestras mascotas.
  • Los ácaros pueden ser causantes de graves problemas de piel por lo que se requieren revisiones veterinarias para su detección.

.